Tecnología
sOccket: una pelota de futbol que genera energía eléctrica

¿Qué es sOccket?
A. Una pelota de fútbol
B. Un generador portátil
C. Un símbolo de comunidad
D. Una herramienta para la salud pública
E. Todas las anteriores


Así comienza el sitio oficial de sOccket, un balón que genera y almacena energía eléctrica durante un partido de fútbol que luego puede ser utilizada para iluminar un pequeño LED o cargar un teléfono celular.

Cuatro mujeres, un sueño
El equipo de creadoras del sOccket, integrado por Jessica Lin, Jessica O. Matthews, Julia Silverman y Hemali Thakkar, comenzó como un grupo de investigación de estudiantes de ingeniería de Harvard cuya tarea era reconocer una necesidad y buscarle una solución tecnológica práctica. El equipo detectó la carencia inmediatamente; no así su solución. Luego de meses de intentos fallidos, finalmente dieron con la idea. Según sus creadoras, el sOccket es la manera más sencilla de generar energía y sobre todo, una manera muy saludable, donde grandes y pequeños pueden ser los partícipes de un juego sociable como es el fútbol y por supuesto, generar un bien común entre los suyos más tarde.

"En África los niños se la pasan jugando al fútbol durante horas. Si logramos capturar esa energía y utilizarla para cargar dispositivos de baja energía, sería algo muy bueno"   Jessica Lin, estudiante de Harvard



La necesidad
Existe una gran necesidad de fuentes de energía baratas, limpias, simples y transportables. En la mayoría de los países africanos, el 95% de la población vive alejada de las redes y sin acceso a la electricidad. Con sOccket, los habitantes de estos países en vías de desarrollo no tendrán que caminar tres horas para recargar las baterías de sus celulares. La energía estará literalmente en sus manos (o en sus pies).
Soccket también beneficia la salud de sus usuarios: más de un billón de personas en el mundo depende de lámparas a kerosene para iluminar sus casas y negocios cuando no hay luz solar. El kerosene no solo es costoso, su llama es peligrosa y su humo causa severos daños a la salud. En la práctica las infecciones respiratorias son las causantes de un gran porcentaje de la mortalidad infantil en las naciones subdesarrolladas. Este porcentaje supera incluso al de las muertes por HIV y por malaria.

La pelota de fútbol sOccket es un poco más pesada que la tradicional.


Según el Banco Mundial respirar estos gases en un ambiente cerrado es el equivalente de fumar dos paquetes de cigarrillos al día. Además esta combustión produce la emisión de toneladas de CO2 a la atmosfera. Estimados recientes indican que la quema de este combustible genera 190 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono por año, uno de los principales gases de efecto invernadero.
El sOccket es, por lo tanto, una fuente limpia de energía derivada de una actividad saludable.

Hasta las pelotas
Dicen que el fútbol rompe barreras, crea lazos y funciona, en algunos casos, como un idioma universal que casi todos comprenden por lo que estas cuatro alumnas de la Universidad de Harvard comenzaron a trabajar en un proyecto que busca aprovechar otro aspecto de este popular deporte para reducir la contaminación ambiental que producen las lámparas de kerosén en el continente africano.
"En África los niños se la pasan jugando al fútbol durante horas", dijo Jessica Lin, una de los cuatro integrantes del equipo de Harvard. "Si logramos capturar esa energía y utilizarla para cargar dispositivos de baja energía, como por ejemplo las baterías, sería algo muy bueno", añadió Lin.
La pelota, que es un poco más pesada que la normal (ésta pesa 453 gramos aproximadamente y la sOccket cerca de 595 gramos), recoge energía durante el juego. Quince minutos de partido son suficientes como para iluminar una lámpara LED por tres horas.
El primer prototipo diseñado por los estudiantes contiene un mecanismo inductivo parecido al que tienen las luces que se sacuden para cargarse. El movimiento de la pelota empuja un imán a través de una bobina de alambre que tiene en su interior y así se genera una corriente de electricidad.

El prototipo contiene un mecanismo inductivo parecido al que tienen las luces que se sacuden para cargarse. El movimiento de la pelota empuja un imán a través de una bobina de alambre que tiene en su interior y así se genera una corriente de electricidad.


"Ahora estamos trabajando en una segunda ronda de prototipos buscando distintas maneras de generar energía", comentó Lin.
Recientemente, los estudiantes pusieron a prueba la pelota sOccket en Sudáfrica. "La respuesta fue increíble", dijo Lin. "Lo mejor fue que después de mostrarles la pelota me llamaron a un lado y me mostraron dibujos que habían hecho con otras ideas para la pelota, como por ejemplo una con paneles solares".
"Me alegró ver cómo el producto les hizo pensar en el aspecto energético y entender el fútbol desde otra perspectiva", señaló la estudiante.
El equipo espera tener el modelo definitivo listo para finales de este año.
Aunque esta pelota de fútbol no va a solucionar los problemas de energía a los que nos enfrentamos, el grupo de estudiantes de Harvard que lo diseñó quiere que simplemente nos ayude a pensar más en cómo utilizamos la energía y cómo la podremos generar en el futuro.
Aunque por el momento está en pleno desarrollo y por ahora están experimentando con prototipos, los creadores de la pelota sOccket piensan introducirla también en Europa y en Estados Unidos.

Recientemente, los estudiantes pusieron a prueba la pelota sOccket en Sudáfrica. "La respuesta fue increíble", dijo Lin.

 


Fuentes: BBC MundoGreen Inc.


Información relacionada
¿Qué dispositivos se emplean para convertir la energía mecánica en eléctrica?
¿Cómo se conectan los LEDs?
Una batería que se recarga en 10 segundos


Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.